Gobierno de EE.UU. prepara escuelas para "niños de la frontera"

Confirman llegada "secreta" de decenas de menores indocumentados a Iowa.
EFE | Julio 24 de 2014
 El Departamento de Educación, que se adapta a la presencia creciente de minorías en las escuelas públicas, indicó hoy que se prepara para atender el influjo de "niños de la frontera" cuando comiencen las clases.

"Muchos de estos niños están traumatizados, les han ocurrido cosas horribles", señaló en un encuentro con los periodistas el secretario de Educación, Arne Duncan.

Más de 50.000 menores de edad han ingresado, como inmigrantes indocumentados, a través de la frontera sur de EE.UU. desde octubre pasado y, luego de su detención, en su mayoría se trasladan a unirse con familiares en otras partes del país.

Miles de ellos, que permanecen bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos, están albergados en hoteles e instalaciones militares.

El funcionario comparó la situación a la vivida en 2005 cuando, después del huracán Katrina y la inundación que devastaron Nueva Orleans, miles de niños fueron enviados a otros Estados para asistir a clases.

"En Chicago recibimos a los niños que llegaban en autobuses", recordó Duncan quien señaló que ahora "se trata de ver qué distritos tendrán el impacto mayor, como Texas, y ver qué podemos hacer para ayudarles".

"Estamos coordinando entre los distritos escolares y las agencias federales para atender a estos niños de la manera más humana posible", afirmó Duncan.

Cuando comience el período lectivo en septiembre, por primera vez en las escuelas de EE.UU. las minorías, combinadas, sumarán más estudiantes que la hasta hace poco mayoría blanca. En algunos distritos, en particular, las minorías, combinadas, suman el 80 por ciento del alumnado.

En el ámbito nacional el Departamento de Educación calcula que cuando se abran las escuelas primarias y secundarias públicas este otoño los negros serán el 15,4 por ciento de los alumnos, los hispanos el 25,8 por ciento, los de ascendencia asiática el 5,2 por ciento, los indígenas norteamericanos el 1,1 por ciento y los mestizos el 2,8 por ciento.

"Esto es un hito en nuestra historia", señaló Duncan.

Los dirigentes de sesenta de los mayores sistemas escolares urbanos en el país, que atienden a casi el 15 por ciento de los alumnos en escuelas públicas, anunciaron esta semana una iniciativa para mejorar los resultados académicos de los alumnos de minorías.

En las escuelas de los sistemas que forman el Consejo de Grandes Escuelas Urbanas, los hispanos son el 39 por ciento de los alumnos y los negros el 32 por ciento.

En esas escuelas, donde el 70 por ciento de esos estudiantes son elegibles para el programa de almuerzo escolar subsidiado, reciben su educación el 30 por ciento de todos los varones afroamericanos y el 24 por ciento de todos los varones hispanos.

Los estudiantes de minorías, en especial los varones, tienen tasas más altas de suspensiones, expulsiones y deserción escolar, y las tasas más bajas de rendimiento académico y graduación.

El mismo presidente Barack Obama ha expresado su preocupación por estas desventajas para los varones de minorías y en febrero anunció un programa titulado "Custodio de mi hermano" para encontrar en qué forma el Gobierno Federal puede apoyar los esfuerzos de los Estados, municipios y el sector privado en este asunto.

"Nuestra labor como educadores urbanos no es la de reflejar o perpetuar las desigualdades que encaran muchos de nuestros varones de color", señaló el director del Consejo, Michael Casserly. "Nuestra tarea es eliminar esas desigualdades".

"En muchos de los distritos que forman el Consejo son precisamente las familias negras e hispanas las que más presionan por que haya cambios, por que se mejoren las normas de enseñanza", añadió Casserly, quien reconoció que la desigualdad en la educación de las minorías se ha denunciado muchas veces, por mucho tiempo.

"La diferencia ahora es que lo que han sido iniciativas locales, innovaciones en uno u otro distrito, forman parte de una estrategia", explicó. "Esta iniciativa da la oportunidad de mostrar los resultados, de realzar los éxitos y de presentar retos a los distritos que no muestran esos buenos resultados". 



Confirman llegada "secreta" de decenas de menores indocumentados a Iowa

Durante los últimos seis meses, decenas de menores centroamericanos indocumentados han llegado a Iowa, confirmaron hoy autoridades de este estado, pero la controversia sobre la llegada de esos menores impediría que se les brinden la ayuda y los cuidados médicos que necesitan, reveló un dirigente hispano local.

El reporte del Departamento de Servicios Humanos de Iowa indica que el estado ya recibió 139 niños y jóvenes indocumentados de El Salvador, Guatemala y Honduras, que previamente se encontraban alojados en instalaciones federales cerca de la frontera con México.

El arribo de estos menores se realizó "en silencio" para evitarles problemas, indicó hoy Joe Henry, director de la filial local de la Liga de Ciudadanos Latino Americanos Unidos (LULAC) en declaraciones recogidas por una estación de radio local.

La llegada de los niños y jóvenes extranjeros "se mantiene en cierta forma en secreto porque nuestro gobernador no respalda estas gestiones", expresó Henry.

De hecho, el gobernador local, Terry Branstad, repetidamente expresó su oposición a que el gobierno federal traslade esos menores a su estado.

En sus declaraciones públicas más recientes sobre el tema el lunes pasado, Branstad afirmó que, dado que estos menores entraron al país ilegalmente, ofrecerles un lugar donde vivir "enviaría el mensaje equivocado".

"Nuestro país no puede afrontar el costo y no soy el único gobernador con esta posición", sostuvo el mandatario estatal.

Según Henry, la actitud de Branstad ha tenido "un efecto enfriado" en todo el proceso, por lo que "las cosas se están haciendo entre bambalinas".

Por eso mismo, consideró el dirigente hispano, los niños y jóvenes "refugiados" (como él los llamó) aún no están recibiendo los servicios que necesitan, como consejería y salud mental para recuperarse de la violencia sufrida antes de llegar a Estados Unidos, "porque la actitud del gobernador lo dificulta".

Por otra parte, Henry confirmó que organizaciones benéficas, iglesias y grupos comunitarios se han movilizado para ayudar a que miembros de las familias salvadoreñas, guatemaltecas y hondureñas que residen en Iowa puedan viajar a Texas para reunirse con los menores indocumentados de esas familias que permanecen bajo cuidado federal en ese estado.

Esos viajes, dijo Henry, también se hacen en secreto porque muchas de las familias involucradas carecen de presencia legal en el país. Incluso, el número total de inmigrantes menores de edad que llegaron a Iowa es seguramente mayor al indicado por las autoridades estatales y federales, agregó el dirigente.

Como respuesta a esta situación, la Fundación Eychaner, con sede en Des Moines y enfocada en programas contra la discriminación, inició una campaña para traer a Iowa mil "niños buscando refugio en Estados Unidos" a quienes "debemos ahora abrir nuestras mentes, corazones y hogares" para ofrecerles "ayuda, vivienda y asistencia financiera", dice el comunicado de esa fundación. 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: