Chávez será expuesto en urna de cristal de museo

Antes de ese proceso de embalsamamiento, los restos primero serán expuestos siete días más y tras los funerales oficiales del viernes a partir de las 11 de la mañana (1530GMT).
AP | Marzo 7 de 2013
El presidente Hugo Chávez quedará expuesto indefinidamente en el local donde comenzó a construir su carrera, un museo militar desde donde dirigió un golpe de estado en 1992.

Desde la Academia Militar, al oeste de Caracas, donde los restos del jefe de Estado son velados desde la víspera, el vicepresidente venezolano Nicolás Maduro anunció el jueves que el cuerpo del presidente Chávez será embalsamado.

Tal decisión causó sorpresa e incredulidad entre algunas personas y fue considerada por analistas como un intento del oficialismo por crear un mito de la desaparecida figura presidencial.

Antes de ese proceso de embalsamamiento, los restos primero serán expuestos siete días más y tras los funerales oficiales del viernes a partir de las 11 de la mañana (1530GMT).

Maduro dijo que delegaciones de al menos 55 países asistirán a los funerales del viernes. Antes el canciller Elías Jaua dijo 33 de esas delegaciones será encabezadas por jefes de Estado y de gobierno.

"El comandante Chávez va a estar en posibilidad de ser visto por lo menos siete días más por parte del pueblo de Venezuela", dijo Maduro en declaraciones divulgadas por la televisora oficial.

Añadió que se va a "preparar el cuerpo del comandante presidente, embalsamarlo para que quede abierto eternamente... así como está Ho Chi Minh, como está (Vladimir) Lenin, como está Mao Tse-Tung".

"Quedará el cuerpo de nuestro comandante en jefe embalsamado en el Museo de la Revolución de manera especial, para que pueda estar en una urna de cristal y nuestro pueblo pueda tenerlo por siempre", explicó.

El anuncio generó diversos comentarios en las calles de Caracas.

"¿En serio?¿No es una broma?", preguntó Juan Ferreira, un vendedor de alimentos de 51 años

"Bueno, que hagan lo que quieran con el cuerpo de Chávez, lo importante es que nos dejen en paz y nos den tranquilidad para trabajar, que no sigan poniéndonos a todos los venezolanos a pelear", comentó el hombre en el centro de la ciudad.

Ferreira en tono de broma agregó que ya se sabía que lo quieren hacer un santo.

"Ahora lo único que espero es que no suban los impuestos, para que el comerciante sea el que pague esa tumba de cristal", dijo.

Oscar Vallés, analista político y profesor de la Universidad Metropolitana de Caracas dijo que "pareciera ser que Nicolás Maduro y su gobierno están construyendo una aureola que hace muy difícil, diría yo, que a futuro, los opositores pretendan promover una alternativa de gobierno".

Una alternativa de política "distinta a la que se está manejando porque están constituyendo alrededor del gran mito que están solidificando ahí en la Academia Militar la idea o la creencia de que hay un compromiso histórico de proseguir el legado de Hugo Chávez Frías, usando todos los recursos que la patria dispone para ello, entendiendo por ello fuerza armada e incluso con la fuerza de ser necesario", agregó Vallés.

Conchita Ruiz, una mujer de 60 años que venía de ver a Chávez junto a su hija y dos nietos, dijo que le parecía buena idea.

"El se veía tan bonito y merece que no lo olviden en una tumba por ahí", dijo.

En la academia militar, Chávez yacía en un ataúd cubierto de vidrio vestido con el uniforme militar verde oliva y la boina roja de sus días de paracaidista. Lucía demacrado y pálido y sus labios se encontraban apretados.

En una muestra de la inseguridad que azota el país, los asistentes al funeral tuvieron que someterse a pasar por un detector de metales, y para evitar que captaran una foto del cadáver del presidente, se retiraban las baterías a los teléfonos celulares.

Cuando arribaban al féretro, muchos ponían su mano en sus corazones o lo saludaban con cierta rigidez.

Algunos alzaban y sostenían a sus hijos para que pudieran ver el rostro de Chávez.

La presidenta argentina Cristina Fernández, una de las primeras mandatarias que llegó a Venezuela para despedir a Chávez, recurrió al Twitter para contar sus sensaciones durante el funeral del líder venezolano, a quien recordó como "el mejor amigo que tuvo la Argentina cuando todos le soltaron la mano. Le guste a quien le guste".

"No podía esperar. Infinita tristeza: nuestro compañero, el amigo de Argentina, había emprendido la partida. Al menos, eso creí", escribió la mandataria para justificar su apuro por viajar a Venezuela junto a su colega uruguayo José Mujica el mismo marte del deceso de Chávez.

"Pepe (por Mujica) me dijo en el avión, cuando viajábamos, que no recordaba en la historia un gobernante tan generoso" agregó la gobernante.

Luego relató sus sensaciones mientras el féretro con el cuerpo de Chávez era trasladado hasta la academia militar para el funeral. "Cómo me gustaría estar ahi!. No puedo: el calor, mi hipotensión crónica y el médico me lo prohíben" pero "no aguanto más en el hotel, voy a esperarlo a la Academia. Luego de horas finalmente llega. En la entrada, un tumulto indescriptible".

Admitió que cuando estuvo frente al féretro no quiso mirar el cuerpo de Chávez porque "sólo quiero recordarlo vivo. Porque está vivo".

"Hombres como Chávez no se mueren nunca. Vive y vivirá en cada venezolano y venezolana que dejó de ser invisible y se tornó protagonista...Antes de partir me acerco y sin mirarlo toco la bandera que está sobre el féretro. Me despido, por ahora", concluyó Fernández, quien ya emprendió el regreso a Buenos Aires.

Cuando Chávez protagonizó el 4 de febrero de 1992 un intento de golpe de Estado, siendo entonces un teniente coronel del Ejército, ubicó su comando en un pequeño museo sobre una colina cercana al Palacio de Miraflores, la sede de gobierno, en el centro de la ciudad.

Ese museo militar, actualmente el comando de las milicias creadas por Chávez, será el lugar donde repose.

Los anuncios de Maduro pusieron fin a dos días de especulaciones e incertidumbre sobre si Chávez sería sepultado y dónde. El presidente falleció el 5 de marzo a los 58 años tras dos años de padecer de cáncer.

Funcionarios de gobierno y simpatizantes de Chávez pedían que el mandatario fuera sepultado en el Panteón Nacional, una vieja iglesia en el centro de la capital y que tras varias remodelaciones alberga los restos del libertador Simón Bolívar.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, dijo en un mensaje de Twitter que se sumaba a los simpatizantes de Chávez que quieren que sus restos sean depositados en el Panteón Nacional, una antigua iglesia en el centro de la ciudad donde también están los restos de Simón Bolívar, prócer de la independencia venezolana.

"Me sumo a la mayoría del pueblo venezolano que pide a nuestro comandante en el Panteón Nacional, desde la AN (Asamblea Nacional) haremos todo para que así sea", escribió Cabello en la red social.

Pero Rafael Riera, secretario general del partido opositor Un Nuevo Tiempo en el estado Barinas, donde nació Chávez, dijo en diálogo telefónico con The Associated Press que parientes del mandatario querían que las exequias fueran en aquella zona del oeste venezolano porque ese fue el deseo del presidente.

"La información que yo tengo es que Chávez había dispuesto con su familiares, había solicitado que él quería acompañar a su abuela" Rosa Inés Chávez en el mismo cementerio, que está ubicado en Barinas, dijo Riera.

Chávez, recordó Riera, fue criado por su abuela, "la que veló por él, la que le dio cariño, la que de pequeño lo levantó. Ese sería su deseo. Sus familiares están pidiendo a la dirección nacional del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) que deben hacer respetar ese deseo".

El jueves los invitados principales -presidentes y altos funcionarios-empezaron a arribar para los funerales de Estado, mientras en la calle la gente se agolpaba de a miles para poder dar una última mirada a su líder.

Los mandatarios de Cuba, Raúl Castro, y de Brasil, Dilma Rousseff, llegaron uno detrás del otro a Caracas.

Junto con la dirigente brasileña arribó el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva, un cercano aliado de Chávez y quien en duros momentos, durante protestas y un paro general de la industria petrolera venezolana en 2003, lo ayudó con embarques de combustible enviado de Brasil.

"De Chávez pudiéramos estar hablando horas, días... lo más importante es que se fue invicto, se fue invencible, se fue victorioso y eso ya nadie lo podrá quitar", dijo Castro en declaraciones a la televisión cubana antes de partir a Caracas.

Chávez, quien falleció el 5 de marzo a los 58 años y tras dos de padecer cáncer, se ha "introducido en la historia de su país y de nuestro país", agregó.

"Lo que logramos avanzar con la influencia de él en estos pocos años no retrocedamos", dijo al asegurar que "el pueblo venezolano sabrá defender sus conquistas y nosotros como hasta ahora estaremos junto a ellos".

A unos pocos kilómetros de distancia de la Academia Militar, Ana Teresa Sifontes, un ama de casa de 71 años, parecía molesta con todo el barullo desatado con el sepelio del mandatario.

"El presidente para mí hizo cosas buenas por los pobres, pero hizo cosas contra el país como regalar nuestro dinero a otros países", dijo Sifontes. "¿Por qué tenemos que mantener a Cuba?... (Chávez) dividió totalmente (a Venezuela) con un odio pronunciado por la voz de él", indicó.

Chávez desarrolló una estrecha amistad con los hermanos Fidel y Raúl Castro en Cuba y acuerdos, que incluyen la venta de crudo a cambio de apoyo a planes de salud y deportes, entre otros.

La oposición ha mantenido silencio y sólo expresó sus condolencias tras conocerse la muerte de Chávez.

Sin embargo, la ex precandidata presidencial María Corina Machado dijo en un comunicado que estas horas invitan "a la introspección y a la revisión de los factores que han propiciado que las diferencias entre los venezolanos se hayan profundizado, alcanzando niveles sin precedentes en nuestra historia contemporánea".

Agregó que ante la proximidad de las elecciones presidenciales "es indispensable crear la confianza en el voto como expresión de la voluntad soberana. Ello requiere un proceso transparente, limpio y justo".

Jaua y el ministro de Información Ernesto Villegas destacaron que el gobierno está siguiendo las normas constitucionales y que están en capacidad de garantizar la paz social del país, en medio de interrogantes sobre cuándo serán las elecciones para elegir a un nuevo jefe de Estado.

En Venezuela "hay una constitución con procedimientos muy claros de qué hacer frente a la falta absoluta del jefe de Estado y de la dirigencia política que queda a cargo, bajo el mandato del vicepresidente Nicolás Maduro... vamos a hacer cumplir la constitución de la República Bolivariana de Venezuela", dijo el canciller.

__

Contribuyó con esta nota los periodistas de AP Fabiola Sánchez y Jorge Rueda

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: