El alivio presupuestario puede ser corto

El presupuesto es la mayor declaración política que hacemos, dijo Zapata. Miro a este presupuesto y me veo en apuros para encontrar la política.
El Nuevo Herald | Septiembre 21 de 2013
Patricia Mazzei y Charles Rabin
pmazzei@MiamiHerald.com
Patricia Mazzei y Charles Rabin The Miami Herald

Al final, el presupuesto de $6,300 millones del Condado Miami-Dade para el año fiscal que comienza el 1 de octubre evitó causar muchos de los recortes que temían los residentes. Pero el alivio podría ser solo temporal.

Los comisionados aprobaron el presupuesto 2013-14 después de la medianoche del viernes, con la esperanza de que el condado cumpla con los requisitos para una subvención federal que evite los despidos de los bomberos y la eliminación de carros bomba.

Si el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU no entrega el mes próximo al departamento de bomberos la subvención de $5.9 millones por dos años, la comisión tendría que sopesar despedir a 59 de sus 2,060 bomberos y cesar el funcionamiento de 129 camiones o acudir a las reservas de emergencia para que funcione el departamento.

“Nadie está contento con esto”, concedió el comisionado Dennis Moss antes de la votación a últimas horas de la noche del presupuesto, que ocurrió después que los bomberos y sus partidarios pidieron a la junta reconsiderar reducir los servicios.

Moss calificó al presupuesto un compromiso “con el que podemos vivir” después de dos meses de disgustos sobre recortes potenciales. La semana pasada, los comisionados agotaron las reservas del departamento de bibliotecas para evitar amplios despidos y la reducción de las horas de trabajo.

Sin embargo, el mes próximo los comisionados podrían enfrentar la difícil tarea de acudir aun más a las reservas –algo a lo que se opone el alcalde Carlos Giménez, quien dijo que los fondos de emergencia de Miami-Dade están cortos como están en este momento– para evitar los recortes a los bomberos. Esos recortes pudieron haber sido más profundos de lo que se sugirió, pues el departamento de bomberos tendría gastos adicionales de personal que no puede asumir en el nuevo año fiscal.

El aspecto del presupuesto no sería más rosa en el 2014. Se espera que siete de las 10 unidades de negociaciones colectivas alcancen un estancamiento en enero sobre una concesión que requiere que los empleados contribuyan con un 5 por ciento de su salario base a sus costos de cuidado de salud de grupo. La contribución, impuesta hace casi cuatro años, se programó para terminar el 1 de enero, pero Giménez insistió en que el Condado no podía hacer frente a restaurar el salario de casi 26,000 empleados.

Con los comisionados respaldando esta semana más temprano su decisión de restaurar los salarios de los trabajadores de recogida de basura y aviación, Giménez dijo el jueves que hacer lo mismo para los otros sindicatos podría resultar en despidos a comienzos del año próximo.

“Esto no es hablar por hablar. Esto es una realidad”, dijo Giménez. “Sé que este no ha sido un tiempo fácil para muchos de nuestros empleados, pero muchos de nuestros residentes también tienen problemas”.

Pero este tema no fue tan importante en la audiencia de presupuesto que comenzó el jueves y duró más de siete horas, cuando más de 100 personas tomaron turnos para urgir a los comisionados a que financiaran –o retiraran los fondos– a algunos servicios. Debido a una tasa única del impuesto a la propiedad en los próximos años, el propietario promedio de Miami-Dade pagará un poco más en impuestos debido a un aumento en los valores de la propiedad del condado.

Los comisionados encontraron una forma para mantener intacta la unidad de respuesta a ataques de animales venenosos del departamento de bomberos, al acordar que el servicio se suministra en todo el país, no solo en áreas que no tienen servicios de bomberos. Como resultado, Miami-Dade pagará por la mayor cantidad de los $641,000 anuales de la unidad del fondo general del Condado.

Los fondos vendrán de otra decisión alcanzada por los comisionados el jueves por la noche: el que la Policía del Condado no cumpla con la solicitud de las autoridades de inmigración de mantener a los extranjeros detenidos más tiempo de lo que requiere la Policía local. Esto podría ahorrarle a Miami-Dade unos $600,000 anuales, dijo Giménez. Solo unos $350,000 de ese dinero iría a la unidad de respuesta a ataques de animales venenosos.

El presupuesto incluye algunos importantes aumentos a las tarifas, incluyendo un 8 por ciento a las tasas al agua previamente aprobadas por los comisionados. Aumentos adicionales se proyectan para los próximos cuatro años.

El costo del transporte público aumentaría de $2 a $2,25, luego de una medida previamente aprobada por la comisión que relaciona el precio de los boletos al índice de precios al consumidor.

Algunas áreas crecerán, incluyendo la de servicios a los animales y el departamento de Policía, que tiene la posibilidad de contratar cuatro nuevos agentes. Se podría contratar un adicional de 27 agentes policiales jurados si se le otorga a Miami-Dade la subvención federal.

A eso de las 12:40 a.m., la comisión votó 11-1 a favor del presupuesto, con la presidenta Rebeca Sosa, la vicepresidenta Lynda Bell y los comisionados Bruno Barreiro, Esteban “Steve” Bovo, José “Pepe” Díaz, Audrey Edmonson, Sally Heyman, Barbara Jordan, Jean Monestime, Javier Souto y Xavier Suárez a favor.

Moss estuvo ausente de la votación, aunque lo hizo a favor de la tasa de impuestos y la mayoría de los otros asuntos del presupuesto que se pueden aprobar por separado.

El comisionado Juan C. Zapata votó en contra. Dijo que había encontrado algunos puntos injustos para los residentes que viven en los vecindarios no incorporados fuera de las ciudades, y criticó a Giménez por lo que Zapata llamó una falta de visión.

“El presupuesto es la mayor declaración política que hacemos”, dijo Zapata. “Miro a este presupuesto y me veo en apuros para encontrar la política”.

Edmonson y Monestime se opusieron a la eliminación de la oficina de cinco miembros de planeamiento del cuidado de salud del Condado en el primer día del año fiscal, el mismo día en que entra en efecto la nueva ley federal del cuidado de la salud. Giménez dijo que el recorte era un “último recurso” para llenar la brecha presupuestal, pero que el Condado seguirá buscando formas para asistir al público a navegar la nueva ley.

“Como alcalde del Condado Miami-Dade, ocupo una banca no partidista”, dijo Giménez, un republicano, al referirse indirectamente a las críticas del Partido Demócrata del Condado sobre la eliminación de la oficina.

Por su parte, Sosa elogió la acción de los comisionados para permitir a los residentes donar dinero adicional a sus servicios favoritos del Condado –en el caso improbable de que ellos elijan contribuir por encima de sus impuestos a la propiedad.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: