Presentan cargos a funcionarios de campaña de Francis Suárez

Steve Suárez también rehusó comentar pero su abogado, Frank Prieto, dijo que se trataba de un error inocente y técnico.
El Nuevo Herald | Agosto 23 de 2013
Melissa Sanchez y Patricia Mazzei
msanchez@elnuevoherald.com
Melissa Sanchez y Patricia Mazzei el Nuevo Herald

La Oficina de la Fiscalía Estatal de Miami-Dade presentó el jueves cargos menores contra un primo del comisionado Francis Suárez y un empleado de su campaña para la alcaldía de Miami por solicitar ilegalmente boletas ausentes para otras personas a través de la internet.

Tras negociaciones con la fiscalía, tanto Esteban “Steve” Suárez, de 34 años y quien administraba la campaña, como Juan Pablo Baggini, de 37, aceptaron no disputar los cargos de intento de solicitar boletas ausentes sin el permiso de los electores.

Las autoridades aseguraron el jueves que el comisionado no estuvo involucrado y que, de hecho, les había pedido que buscaran una opinión legal antes de realizar las solicitudes por internet.

Como parte del acuerdo, los acusados no serán arrestados y estarán en libertad condicional por un año, con la posibilidad de una reducción de seis meses. Su primera audiencia judicial será el viernes a las 10:30 a.m.

En una declaración enviada a El Nuevo Herald y el Miami Herald el jueves por la tarde, Suárez aseguró que ha cooperado completamente con la investigación. Tanto él como los acusados presentaron declaraciones de manera voluntaria ante la fiscalía.

“Para ser claro, no hubo ninguna alegación de que cualquiera de los dos cometió fraude o intentó violar las leyes electorales de la Florida”, dijo
Suárez, quien está retando al alcalde Tomás Regalado en las próximas elecciones de noviembre. “La campaña ha aprendido de estos errores técnicos que ocurrieron en el envío de las solicitudes para las boletas ausentes. Ahora debemos enfocarnos en los asuntos importantes que afectan la vida diaria de los residentes de la Ciudad de Miami y en crear un futuro más brillante para esta gran ciudad”.

Los cargos vienen dos meses después de que las autoridades allanaran la casa de Baggini en Kendall y confiscaran la computadora desde dónde se realizaron las solicitudes en nombre de 20 votantes que habían llenado planillas para solicitar las boletas en un puesto de la campaña durante un evento del 5 de mayo en Brickell.

En lugar de enviar estas planillas por correo o dejarlas en el Departamento Electoral de Miami-Dade, lo cual es legal, Baggini las pidió por internet, indicando falsamente en la página del Departamento Electoral que él era el votante o un familiar del votante, de acuerdo con las autoridades. A pesar de que es un delito grave realizar estas peticiones falsas, las autoridades decidieron acusarlos solamente de un delito menor porque los votantes habían firmado las planillas y no hubo un intento de cometer fraude.

“Permitir a alguien ordenar una boleta ajena en contra de la ley abre la posibilidad al fraude electoral”, dijo la fiscal Katherine Fernández Rundle. “Un gran jurado ha dejado claro que la comunidad tiene cero tolerancia cuando se trata de violaciones de los procesos electorales”.

El año pasado, tras dos escándalos de fraude electoral con boletas ausentes en Hialeah, un gran jurado estudió el problema y sugirió soluciones. Uno de los problemas mencionados fue el de la solicitud fraudulenta por internet de 2,552 boletas ausentes. El reporte concluyó que no se podía comprobar quién había solicitado las boletas ausentes porque se habían hecho desde computadoras en otros países.

Sin embargo, en febrero el Miami Herald documentó cómo las autoridades habían ignorado evidencia clave sobre estas solicitudes y que algunas de las solicitudes provenían de computadoras en Miami. A raíz de ese reportaje, las autoridades abrieron una investigación y a finales de mayo allanaron las casas de empleados de dos trabajadores de la exitosa campaña del congresista federal, Joe García.

Esa investigación sigue pendiente y nadie ha sido acusado.

En contraste con ese caso, las autoridades no creen que hubo fraude o el intento de cometer fraude en la investigación de las solicitudes enviadas por la campaña de Suárez.

Las autoridades entrevistaron a la mayoría de los votantes, quienes dijeron que llenaron de manera voluntaria las planillas para solicitar boletas ausentes. Algunos de los votantes dijeron que desconocían la campaña de Suárez. Sin embargo, dijeron que llenaron las planillas en parte por las dos mujeres guapas que habían sido contratadas por el evento. Estas mujeres, que dijeron a la fiscalía que habían tomado varios tragos durante la celebración del 5 de mayo, ayudaron a la campaña a recolectar la información de los votantes.

En algún momento después del evento, alguien de la campaña preguntó si debían solicitar las boletas ausentes por internet, utilizando la información que los votantes habían escrito en las planillas. Fuentes con conocimiento del caso dijeron que el comisionado Suárez le pidió a Baggini que primero buscara el consejo de su abogado, Robert Fernández, quien se dedica a casos electorales.

Fernández, quien no respondió a mensajes el jueves, le sugirió a Baggini presentar las solicitudes a través de las vías normales, y no por la internet, de acuerdo con las fuentes. Este consejo fue ignorado.

Baggini, quien participaba por primera vez en una campaña política, rehusó hacer comentarios el jueves al igual que su abogado, Héctor Flores.
La fiscalía decidió imponer cargos contra Steve Suárez también por su papel como supervisor y porque él mismo le había enseñado a Baggini cómo solicitar las boletas ausentes por la internet, de acuerdo con fuentes con conocimiento del caso.

Steve Suárez también rehusó comentar pero su abogado, Frank Prieto, dijo que se trataba de un error inocente y técnico.

“No estamos de acuerdo en que hubo una violación, pero sabemos que hay varias interpretaciones de la ley”, dijo Prieto. “Pero no creemos que vale la pena demorar este caso ante el público y quizás causarle daño a la campaña. Simplemente queremos que esto termine”.

Como parte del acuerdo con la fiscalía, Steve Suárez y Baggini tienen prohibido trabajar por pago para cualquier campaña electoral, mientras estén bajo libertad condicional. Tampoco pueden trabajar de manera voluntaria en una campaña en asuntos relacionados con boletas ausentes.

En caso de que los acusados cumplan con todas las condiciones de la fiscalía, en los registros públicos no aparecerán como culpables de las acusaciones.

Monika Leal, una investigadora del Miami Herald, contribuyó con este reportaje.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, Fl - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: