Pedido de ayuda de Yoani encuentra resonancia en Miami

Un joven de un pueblo pequeño cerca de la ciudad oriental de Santiago de Cuba dijo el año pasado a El Nuevo Herald que, entre sus amigos, no eres nadie si no tienes un USB.
El Nuevo Herald | Mayo 6 de 2013
Juan O. Tamayo
jtamayo@elnuevoherald.com
Juan O. Tamayo el Nuevo Herald

La pregunta que la bloguera cubana Yoani Sánchez recibió con mas frequencia el mes pasado durante sus presentaciones en Miami fue: “¿Cómo podemos ayudar?”

El cubanoamericano Felice Gorordo y su amigo, el francés Philippe Houdard, estaban entre los 250 asistentes en el Centro Adrienne Arsht de Artes Escénicas el pasado 3 de abril cuando Sánchez dio la misma respuesta de siempre.

Envíen materiales de información digital a Cuba, dijo. Computadoras portátiles. Memorias flash USB. Teléfonos celulares. Tabletas como las iPads. CD y DVD. Cualquier cosa que ayude a los cubanos a mejorar sus comunicaciones entre ellos y, con suerte, con el mundo exterior.

Los dos amigos se pusieron de acuerdo inmediatamente para expandir los esfuerzos ya en marcha de Gorordo para enviar ese tipo de materiales a Cuba por medio de establecer un nuevo punto de recogida en Pipeline, un área de trabajo en Brickell Avenue propiedad de Houdard y usada principalmente por empresarios de la era digital.

Cuatro laptops y más de 20 teléfonos celulares y unidades flash habían sido entregados ya como donaciones individuales hasta el jueves, y Houdard dijo que él ha estado contactando a compañías en el sur de la Florida con la esperanza de conseguir donaciones a nivel industrial.
“Cuando vimos a Yoani en el Centro Arsht y la escuchamos pidiendo tecnología informática pensamos que mi espacio sería perfecto para esto”, dijo Houdard.

Los teléfonos celulares y las laptop serán revisados para asegurarse de que funcionan, y serán llevados a Cuba por viajeros de Estados Unidos, dijo Gorordo. Las memorias flash USB son lo más fácil de llevar debido a su pequeño tamaño, pero también son bienvenidos los DVD y los CD.

Aunque Sánchez y otros disidentes cubanos jóvenes están bastante adelantados en el uso de la tecnología de la información, otros permanecen muy atrasados.

Durante una visita a El Nuevo Herald, Sánchez dijo que entre cubanos se intercambia información digital a nivel de terabytes: enormes memorias de 1,000 gigabytes o más que contienen docenas de programas de televisión y cientos de miles de páginas web.

Un joven de un pueblo pequeño cerca de la ciudad oriental de Santiago de Cuba dijo el año pasado a El Nuevo Herald que, entre sus amigos, “no eres nadie si no tienes un USB”.

Los smartphones no tienen acceso a la internet en Cuba – Sánchez les llama “teléfonos autistas”—, pero sus dueños pueden almacenar miles de páginas en sus diminutas tarjetas de memoria SD e intercambiar información usando Bluetooth.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, de 49 años, admitió no obstante, que cuando alguien le dio recientemente una tableta para que se la llevara a Sánchez, ella no tenía la menor idea de qué cosa era.

Gorordo, vicepresidente de desarrollo de negocios de iClearpath, que trabaja en el manejo de papeles de inmigración en la internet, es uno de los fundadores de Raíces de Esperanza, una organización sin fines de lucro radicada en Miami que se centra en empoderar a la juventud en Cuba.

Desde el 2009, cuando el gobernante Raúl Castro permitió por primera vez a los cubanos que tuvieran teléfonos celulares, Raíces de Esperanza ha estado recogiendo teléfonos celulares, reacondicionándolos y enviándolos a Cuba con viajeros. Teléfonos celulares nuevos se venden por $70 y más en Cuba, donde los sueldos oficiales del gobierno promedian menos de $20 al mes.

Se han donado más de 10,000 teléfonos celulares, dijo Gorordo a El Nuevo Herald, pero sólo se han entregado alrededor de 1,500 a los cubanos porque el resto no se pudo reacondicionar.

“Yoani probó realmente la validez de lo que hacemos cuando habló en el Centro Arsht”, agregó Gorordo. “La tecnología puede ayudar a mejorar la conectividad en la isla, y también entre los cubanos y el mundo exterior”.

Se puede entregar donaciones en Pipeline, 1101 Brickell Avenue, Miami.

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: