ONU: Cuba violó embargo al enviar 240 toneladas de armas a Corea del Norte

A pesar de las negativas de La Habana, hay indicaciones de que el gobierno de Castro se proponía entregar las armas al gobierno de Pyongyang.
El Nuevo Herald | Marzo 12 de 2014
El gobierno de Cuba se negó a identificar a las personas o entidades involucradas en un cargamento de armas enviado a Corea del Norte el año pasado que violó un embargo de armas de la ONU, y pudo haber violado el embargo otras dos veces en 2012, de acuerdo con un informe de la ONU divulgado el martes.

Algunos de los armamentos y equipos que Cuba describió como “obsoletos” habían sido calibrados justo antes de ser subidos a bordo del carguero Chong Chon Gang, añadió el documento, y las insignias cubanas en dos aviones de guerra MiG21 habían sido cubiertas con pintura.

El informe declaró además que el cargamento interceptado en Panamá violaba el embargo de la ONU a la nación asiática, y dijo que a pesar de las negativas de La Habana había indicaciones de que Cuba se proponía entregar las armas al gobierno de Pyongyang.

El cargamento de 240 toneladas de Cuba fue “la mayor cantidad de armamento y materiales relacionados” interceptada ya sea yendo con rumbo a Corea del Norte o saliendo de ella, desde que a la nación asiática le fuera impuesto un embargo de armas en el 2006 a causa de su programa de armas nucleares, agregó el documento.

La parte pública del informe de 127 páginas no hace recomendación alguna de sanciones a las entidades cubanas o norcoreanas involucradas en las violaciones. Pero sí menciona un anexo secreto presentado al comité del Consejo de Seguridad de la ONU a cargo de las sanciones de banca y viajes a los violadores.

El Departamento de Estado de EEUU dijo que buscará “acción apropiada” basada en el informe pero agregó, “No vemos esto como un tema bilateral entre los Estado Unidos y Cuba. Esto es una posible violación de las sanciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas contra Corea del Norte.”

El activista anticastrista Mauricio Claver Carone urgió a la administración de Obama a adoptar “medidas tangibles que pondrían en claro de manera inequívoca ante el régimen de Castro que semejante conducta no carece de consecuencias. De otro modo, continuará sintiéndose envalentonado”.

Cuba declaró en julio que envió las armas a Corea del Norte para ser reparadas y devueltas. Luego, le dijo a los investigadores de la ONU que visitaron La Habana que no había violado la prohibición de la ONU de “suministrar, vender o transferir” armas a Pyongyang porque Cuba conservaba la propiedad de las mismas y el embargo cubre el “mantenimiento” pero no “reparaciones”.

Esos argumentos fueron rechazados en el documento del martes, el informe anual del panel de expertos de la ONU que investiga las violaciones a las sanciones de Corea del Norte. El mismo fue presentado el mes pasado al comité del Consejo de Seguridad de la ONU encargado de hacer cumplir el embargo.

“El panel no está convencido por la justificación de Cuba de distinguir entre ‘mantenimiento’ y ‘reparaciones’ ”, dijo el informe, añadiendo directamente que el cargamento “violó las sanciones”.

Aunque Cuba dijo a los investigadores de la ONU que la empresa estatal Cubazucar había enviado los 200,018 sacos de azúcar que cubrían y ocultaban las armas en el Chong Chon Gang, se negó a identificar a los cubanos involucrados en el envío de armas y el contrato con Pyongyang.

“Ellos se negaron... a dar al panel copias de esos acuerdos, alegando cláusulas de confidencialidad en los contratos”, dijo el informe. “Por lo tanto, el Panel no puede identificar a las entidades o individuos involucrados en dichos acuerdos”.

El informe dijo que las armas fueron estibadas a bordo del carguero en el puerto del Mariel, al occidente de La Habana, el cual está siendo expandido por un consorcio de Almacenes Universal S.A., a cargo de las fuerzas armadas cubanas y empresas brasileñas.

Empacados en 25 contenedores de metal y seis tráileres había dos sistemas de misiles antiaéreos, dos aviones MiG-21UM, 15 motores y dispositivos de postcombustión para los MiG21, obuses y otras municiones y materiales, la mayoría de ellos de la era soviética.

Aunque Cuba sostiene que el armamento era para ser devuelto a la isla, el informe dijo que “la opinión del panel es que, al examinar individualmente los artículos y su (embalaje)... sugiere que parte, si no todo el envío no se esperaba que regresara a Cuba”.

Y, aunque Cuba sostiene que el armamento era “obsoleto”, añadió el informe, “los documentos que acompañaban un gran número de los equipos indicaban o certificaban que los mismos funcionaban de acuerdo con sus especificaciones o que habían sido calibrados justo antes de ser embalados. Es más, algunos de los equipos estaban sin usar o venían en un embalaje original”.

El informe también dijo que Cuba había confirmado que militares de Corea del Norte visitaron la isla en 2012 para evaluar los armamentos que fueron enviados en 2013. Si la visita hubiera sido “para brindar servicios o asistencia... eso también hubiera sido una violación”.

El informe agregó que otro carguero norcoreano atracó en abril de 2012 en algunos de los mismos puertos cubanos que el Chong Chon Gang. La Habana sostuvo que solo hizo un envío de armas el verano pasado, y los expertos escribieron que no pudieron confirmar esa declaración.

El informe detalló además los esfuerzos por ocultar los armamentos cubanos bajo el azúcar, y el hecho de que el carguero no reportó su verdadero cargamento cuando se preparaba a cruzar el Canal de Panamá hacia el oeste con rumbo a Corea del Norte. Panamá interceptó el barco debido a una denuncia de que llevaba drogas.

Cuba alegó que no era responsable por ocultar el armamento debajo del azúcar, según el informe de los expertos de la ONU.

El documento incluyó el texto de un mensaje, marcado como “secreto”, notificando al capitán del carguero que él estaría estibando alguna carga no planeada en Cuba, y diciéndole que solo informara a su segundo al mando y a los comisarios político y de seguridad de a bordo.

“Tras descargar en La Habana… carguen primero los contenedores y suban las 10,000 toneladas de azúcar (en el próximo puerto) encima de ellos de modo que no puedan verse los contenedores”, añadió el mensaje, encontrado a bordo del barco.

“Los esfuerzos extraordinarios y extensivos para ocultar el cargamento de armas” y el hecho de que el carguero no incluyó las armas en su manifiesto de armas “señalan una intención clara y consciente de burlar” el embargo de armas, afirmó el informe.

Antes de cargar las armas, el carguero había llevado planchas de acero y piezas de ferrocarril a La Habana valoradas aproximadamente en $3 millones, el mismo valor del azúcar que estibó en el puerto nororiental de Puerto Padre, según el informe. El mismo no valoró las armas.

El carguero y su tripulación de 32 hombres estuvieron detenidos en Panamá durante varios meses, pero fueron puestos en libertad este año. Las armas y el azúcar quedaron en la nación centroamericana.
 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: