EEUU trata de volver a rutina diaria tras nevada

Sin embargo, las zonas costeras evitaron de manera generalizada daños catastróficos a pesar de que fueron azotadas por oleajes fuertes y ráfagas de vientos huracanados en el momento de mayor intensidad de la tormenta.
AP | Febrero 11 de 2013
Mientras la electricidad era restaurada y las autopistas reabiertas, algunos habitantes del noreste de Estados Unidos intentaban el lunes regresar a sus rutinas semanales tras la gran nevada que afectó a millones de personas desde Nueva York a Maine.

Sin embargo, otros residentes de la región de Nueva Inglaterra vieron alteradas sus actividades debido al cierre de escuelas y centros de trabajo, así como las malas condiciones en los caminos. Algunos también tienen nuevas preocupaciones: el peligro de que los techos se vengan abajo a medida que se derrita la nieve a causa de la lluvia y un clima menos frío.

La tormenta que azotó la región con 91 centímetros (tres pies) de nieve dejó al menos 15 muertos en el noreste de Estados Unidos y Canadá, y causó algunas de las acumulaciones más altas que se hayan registrado.

Sin embargo, las zonas costeras evitaron de manera generalizada daños catastróficos a pesar de que fueron azotadas por oleajes fuertes y ráfagas de vientos huracanados en el momento de mayor intensidad de la tormenta.

La mayoría de las carreteras importantes estaban despejadas el lunes, aunque una franja de 16 kilómetros (10 millas) de la carretera Interestatal 91, del norte de Hartford al límite de Massachusetts, estaba cerrada en ambas direcciones debido a condiciones de hielo.

Muchas carreteras secundarias continuaban cubiertas con una capa gruesa de nieve y algunas acumulaciones obstruían la línea de visión en las intersecciones y rampas, lo que hacía peligroso virar o entrar y salir en un camino.

"Definitivamente fue una gran dificultad llegar aquí", dijo Dana Osterling, que vive en Leerett, en el oeste de Massachusetts, pero que viaja a Boston dos veces por semana para asistir al Colegio Berklee de Música.

"Vivo al lado de un camino de tierra así que las máquinas para retirar la nieve no nos visitan muy a menudo", dijo Osterling, de 24 años, en una plaza de servicio en Natick, en el ramal conocido como Massachusetts Turnpike. Ella y otras seis personas con las que vive en una casa palearon el domingo durante tres horas consecutivas para retirar la nieve que cubría sus vehículos.

En toda la región, los estacionamientos estaban cubiertos de nieve y muchas carreteras de dos carriles quedaron reducidas a un solo carril.

Fernando Colón, de 48 años, de South Windsor, Connecticut, conducía el lunes en la mañana hacia su trabajo en una fuerte aguanieve en una carretera de dos carriles que fue reducida a uno por las acumulaciones de nieve.

"Esto es horrible", dijo Colón mientras hizo una escala para cargar gasolina durante su viaje.

Las acumulaciones de nieve alcanzaban gran altura en las calles normalmente tranquilas en el centro de Hartford, donde las grandes compañías aseguradoras alentaban el lunes a las personas a que trabajaran desde sus casas.

___

Klepper informó desde Newport, Rhode Island, y Eltman desde Patchogue, Nueva York. Los periodistas de The Associated Press, Stephen Singer, en Manchester, Connecticut; Mike Melia, en South Windsor, Connecticut; John Christoffersen, en Fairfield, Connecticut, y David Sharp, en Portland, Maine, contribuyeron a este despacho.
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: