EE.UU. tiende la mano a Irán mientras redobla la presión sobre el régimen sirio

Diversos expertos han apuntado en los últimos días que tras las próximas elecciones en Irán, podría abrirse un período de diálogo.
EFE | Febrero 2 de 2013
EEUU tendió hoy la mano a Irán para reabrir el diálogo -incluso bilateral- sobre su programa nuclear aunque con condiciones, a la vez que cerró la puerta a cualquier solución en Siria que no conlleve la caída del régimen del presidente, Bachar al Asad.

El vicepresidente estadounidense, Joe Biden, expuso este sábado los ejes de la política exterior de la segunda legislatura de Barack Obama ante la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), en donde volvieron a quedar patentes las diferencias entre Washington y Moscú, con las críticas rusas a la posición de EEUU en la guerra siria.

Biden, optimista en el caso de Irán, aseguró que "hay margen para la negociación", pero agregó de seguido que ha de ser Teherán quien debe tomar la iniciativa para retomar el diálogo.

"Aún hay margen para negociación, pero la pelota está en el tejado de Irán", afirmó.

En este sentido, Biden destacó que EEUU estaría dispuesto incluso a una reunión bilateral con las autoridades iraníes, siempre que no se haga a espaldas de los socios estadounidenses y que la disposición al diálogo sea "real", con una "agenda para hablar".

La oferta de Biden, no obstante, vino acompañada de la advertencia de que, si no hay un cambio de actitud en Teherán, la respuesta será "más presión" y "más aislamiento" vía sanciones.

Diversos expertos han apuntado en los últimos días que tras las próximas elecciones en Irán, podría abrirse un período de diálogo.

La disposición estadounidense frente a Irán contrastó con la firmeza esgrimida con Siria, que el vicepresidente condensó asegurando que Washington está "convencido" de que el presidente Bashar al Asad es "un tirano" que "ya no está capacitado para seguir gobernando" y "que se tiene que ir".

Biden mantuvo además una reunión con varios líderes de la oposición siria en el marco de esta conferencia y ratificó en público la disposición estadounidense a mantenerles su "apoyo".

La posición estadounidense frente a Siria centró, por su parte, las críticas del ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, que también intervino hoy en la MSC para reiterar las posiciones de Moscú.

Lavrov rechazó que EEUU tenga como prioridad exclusiva la caída de Asad y que esté armando a la oposición siria, por el peligro de que ese mismo armamento se vuelva dentro de un tiempo contra quienes lo suministraron, en una referencia velada al caso libio.

Lavrov acusó a Occidente de encarar las crisis internacionales de forma ambigua e incoherente, siempre desde su punto de vista y sus intereses, sin "adoptar una aproximación más global", lo que "no ayuda" a resolverlos.

Pese a la cerrada de defensa de Damasco que mantiene Moscú, Lavrov tiene previsto reunirse este sábado en el marco de la conferencia con el líder de la oposición siria, Ahmed Muaz al Jatib, un encuentro del que no ha habido confirmación oficial.

El ministro ruso abogó en su intervención por "acordar unas reglas" comunes, por apoyar de manera coordinada "las reformas democráticas", pero sin "imponer reglas y modelos externos".

A su juicio, es posible lograr el fin de la violencia en Siria mediante un diálogo inclusivo, con todos los actores implicados en el conflicto, y "especialmente con el mandato del Consejo de Seguridad".

Pese a sus críticas, Lavrov dejó la puerta abierta a una mejor cooperación entre la alianza transatlántica y Rusia con su frase final: "Es hora de cancelar nuestras deudas anteriores y es hora de concedernos un préstamos de confianza mutua".

Por último, Biden recordó la solidez de los lazos transatlánticos, ante la persistentes reivindicaciones europeas de la alianza estadounidense con el viejo continente.

El vicepresidente despejó sus dudas y aseguró que "Europa es la piedra angular de la implicación global" de Estados Unidos y "el catalizador" de su "cooperación global".

Desde el viernes y hasta mañana, 90 delegaciones nacionales, una docena de jefes de Estado y Gobierno, 70 ministros de Exteriores y
Defensa, y 60 directores ejecutivos de grandes empresas debaten en la MSC sobre las guerras en Siria y Mali, así como sobre el programa nuclear iraní, entre otros asuntos.

Por Juan Palop

Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: