Carlos Giménez propone nuevo sitio para estadio de fútbol de Beckham

El lugar propuesto sería frente a la bahía en el downtown de Miami y no en el puerto.
El Nuevo Herald | Mayo 6 de 2014
El alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, le dio el lunes un vuelco a las negociaciones con David Beckham y sus inversionistas al proponer que el grupo considere construir un estadio de fútbol frente a la bahía en el downtown de Miami y no en el puerto.

Como alternativa, Giménez propuso rellenar una considerable entrada de mar entre el Parque del Museo y la AmericanAirlines Arena, lo cual, según el alcalde, crearía suficiente terreno para un estadio así como para una zona de peatones junto a la Bahía de Byscayne.

“El downtown de Miami se beneficiaría enormemente con la creación de un gran parque con vista al mar que serviría para traer el centro urbano más cerca de la bahía, brindándole una magnifica zona peatonal a lo largo de la Bahía de Byscayne.”, escribió el lunes Giménez en una carta al asesor de bienes raíces de Beckham.

La solicitud del alcalde podría cambiar significativamente el debate sobre el estadio de fútbol, que hasta ahora se ha enfocado casi exclusivamente en la esquina suroeste del puerto. Ese lugar de la bahía ha atraído fuerte oposición por parte de algunos comisionados del condado y de interesados en el puerto, encabezados por la compañía de cruceros Royal Caribbean.

El puerto de Miami aún es un candidato para el estadio al aire libre de 25,000 asientos, dijo Giménez al Miami Herald. También lo son los otros sitios potenciales, incluido uno adyacente al estadio de béisbol de los Marlins en la Pequeña Habana.

Pero al solicitarle formalmente al grupo de Beckham que considere rellenar una entrada de mar y que reporte sus conclusiones al condado en dos meses, el alcalde dirige las negociaciones hacia una opción que había sido discutida sólo brevemente en casi seis meses.

“Siempre he dicho que todo el mundo tiene que respirar profundo”, dijo Giménez. “Aún trabajamos en esto”.

Miami Beckham United dijo en una declaración que examinará la viabilidad de rellenar el lugar y construir un estadio, que el grupo ha prometido pagar con el uso de fondos privados. El grupo obtuvo la semana pasada la aprobación en Tallahassee para solicitar un subsidio estatal.

“Nuestra meta para comenzar ha sido crear una gran experiencia para los aficionados, suministrar una evaluación económica y diseñar un estadio que comunique la energía de Miami a todo el mundo”, dijo el grupo. “El Puerto es un buen lugar. Sin embargo, un estadio cerca de la AmericanAirlines Arena es una posibilidad fascinante”.

El líder de la Miami Seaport Alliance, que organizó Royal Caribbean en oposición a un estadio en el Puerto, dijo que la organización no se opondrá a localidades fuera del la Isla Dodge del Puerto de Miami.

“Cualquier sito en que la comunidad desee hacerlo es agradable y magnífico, y dejamos que lo decidan nuestras autoridades electas”, dijo John Fox, el presidente de la alianza y cabildero de Royal Caribbean. “Nuestra posición siempre ha sido que no estamos a favor de que se haga esto en el puerto marítimo”.

Nadie sugiere que rellenar y construir sobre la entrada de mar sería fácil o barato.

Para empezar, el lugar es propiedad de la ciudad de Miami, que tendría que venderlo o traspasarlo al condado. La constitución de la ciudad requiere una votación pública sobre el uso de cualquier propiedad frente al agua. Giménez dijo que los abogados municipales tendrán que determinar si la zona cae bajo esa cláusula.

Poco antes de que Giménez enviara su carta el lunes, el alcalde de Miami, Tomás Regalado, dijo que no había oído nada “offcial” sobre un interés potencial en esa área.

“Pero ha sido tema de conversación en muchas oportunidades”, dijo Regalado, quien agregó que rellenarlo “sería una tarea monumental”.

En diciembre, tanto Giménez como Regalado dijeron que la posibilidad no estaba bajo seria consideración.

Los urbanistas han visto desde hace mucho tiempo esa zona como una de las últimas propiedades que quedan frente a la bahía. En un momento dado, los Marlins la consideraron una posible localidad para su estadio de béisbol. Pero determinaron que tenía un costo prohibitivo debido a los millones de dólares que costaría sacar el agua y rellenar el lugar con roca que habría que traer de otra parte.

En el 2000, Giménez, quien era entonces administrador de la ciudad, escribió en un memorando que rellenar la zona crearía un área para construir de 9.8 acres. Esto requeriría 400,000 yardas cúbicas de material de relleno y la construcción de un nuevo dique. Esas mejorías aumentarían el valor del lugar a $42.7 millones, escribió entonces Giménez.

Ni Giménez, ni John Alschuler, asesor inmobiliario de Beckham y uno de sus cabilderos, dijeron el lunes cuánto podría costar hoy en día la propiedad con las mejorías.

Giménez dijo que el condado estima que costaría entre $10 y $16 millones sólo rellenar la zona con material comercial, en vez de las rocas que se sacaron durante el actual dragado del Puerto de Miami, que Giménez dijo que estarían demasiado lejos para poder usarse como relleno.
 
Mi opinión: (Máximo 1.000 caracteres)

(*) Si el mensaje excede el número máximo de caracteres será truncado automáticamente por el sistema.
Nombre - Obligatorio
Email - Obligatorio
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de CARACOL1260
  • No está permitido registrar comentarios contrarios a las leyes de este país o injuriantes.
  • Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
  • Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
© Caracol 1260 2100 SW Coral Way Suite 200 Miami, FL - 33145 - (305) 285.1260 - 1 800 4411260 - Caracol 1260 es una empresa de Medición: